02353-460297
UFC 2 PS4 PLAY4 NUEVO CAJA CERRADA
 
$1000.00

« Volver

 

 

 Los luchadores (hombres y mujeres) del torneo UFC saltan al octógono de PlayStation 4 y Xbox One con una continuación que mantiene la base del original, pero que intenta avanzar en lo jugable con ciertas novedades, algunas bastante destacadas.

 El estudio de EA Canadá ya ha terminado su nuevo trabajo, es decir, la segunda parte del juego de lucha oficial basado en la competición de la UFC (Ultimate Fighting Championship). ¿Y qué tal ha resultado? Pues bastante convincente y, además, se deja notar que sus desarrolladores han querido imprimir ciertas novedades y mejoras en relación al videojuego original. Y es que dicha producción nos dejó con la miel en los labios ya que era un juego que gozaba de bastante potencial pero que, para muchos de nosotros, no terminó de explotar del todo.

 

Esta nueva edición nos ha parecido más sólida y solvente que la primera incursión, ofreciendo además una cantidad de contenido más que razonable que le otorga una vida útil más que evidente. ¿Pero es perfecto o, al menos, sobresaliente? Pues desgraciadamente no, ya que a pesar de la indiscutible calidad que nos ofrece tanto su jugabilidad como sus valores de producción, sigue mostrando un margen de mejora bastante amplio, al menos esa es nuestra opinión.

 

Si hay algo que queda patente tras jugar a este simulador es que es precisamente eso: un simulador de lucha. En lugar de ofrecer combates rápidos en los que la pulsación de botones indiscriminada pueda llevarnos a una pelea relativamente competida, no duraremos mucho si optamos por jugar de esta forma. Y la razón es que, como bien sucede con títulos de otros estilos como Dark Souls, nuestros personajes se cansan cada vez que lanzan un ataque.

 

Realismo ante todo

 

Como sucede en el deporte real, en UFC 2 no sólo basta con dominar cada uno de los golpes y ser unos luchadores lo más completos y poderosos posible. En este caso la táctica tiene mucho peso en cada pelea, siendo necesario idear una estrategia de lucha más o menos definida para tratar de ganar al adversario. Y en función de las características de unos y otros, tendremos que pensar tácticas distintas. Precisamente esto es lo que separa a este juego de lucha de muchos otros, hecho que por lo menos a nosotros nos parece una gran virtud, si bien es cierto que puede que algunos usuarios lo encuentren demasiado "serio" o complicado.

El ritmo al que transcurren los asaltos es, por otra parte, más lento de lo que suele ser habitual ya no sólo en los clásicos juegos de lucha, sino también en otros títulos como por ejemplo la saga WWE 2K. Y esto se acentúa cuanto más pesada es la categoría en la que peleamos. Evidentemente de nosotros depende (al menos en buena parte) proponer el ritmo que creamos oportuno y que se adapte lo mejor posible a las cualidades de nuestro luchador, pudiendo imprimir más o menos velocidad a las peleas. Pero en líneas generales no es uno de esos títulos que deslumbran por su velocidad ni dinamismo, tened esto presente.

 

Esta faceta estratégica gana mucho peso si atendemos a otro de los rasgos que presenta el juego: el sistema de daños en las diferentes partes de los luchadores. A medida que golpeamos una y otra vez una zona determinada del cuerpo de nuestro rival (o justo lo contrario), dicha parte de la anatomía va sufriendo daños que quedan indicados en el gráfico correspondiente que aparece en pantalla. Si no recibe más golpes, las zonas afectadas se irán regenerando pero, si ocurre lo contrario, se convertirá en un punto débil que puede mermar la resistencia del luchador en cuestión con un ataque certero y bien ejecutado.

 

Complejo y profundo

 
El sistema de control que ha sido implementado en esta propuesta vuelve a basarse en el empleo de cuatro botones de acción principales o básicos, dos patadas y dos puñetazos (uno por cada extremidad). Pero a esto se suman los modificadores oportunos que nos permiten escoger la zona del cuerpo del rival que deseamos atacar así como efectuar ataques más contundentes que, si pillan con la guardia baja a nuestro oponente o impactan en una zona de su anatomía dolorida, pueden causar un KO directo, acciones que ya os avisamos que son las más espectaculares que podemos vivir en el juego.

 

UFC 2
 

Es posible escoger entre una cantidad más que decente de personajes, aunque si lo deseamos podemos crear a nuestro personaje desde cero.

Y los desarrolladores lo saben. Por eso mismo y aunque puede parecer una incorporación menor (de hecho lo es), la forma en la que los luchadores se desploman tras recibir uno de estos KOs directos nos ha parecido increíble. No en vano en muchas ocasiones hemos visionado varias veces múltiples planos durante las repeticiones para apreciar al detalle estas secuencias tan impactantes y llamativas, las cuales pueden incluso llegar a herir la sensibilidad de algunas personas. Una muestra más del realismo que se ha querido imprimir a esta producción por parte de los desarrolladores.

 

Desgraciadamente hemos detectado un inconveniente en esta faceta jugable, que no es otro que cierto lapso de tiempo en la respuesta de los personajes. No sabemos si es algo que tiene que ver con la versión que hemos probado, si es algo que se corregirá con el típico parche de lanzamiento o si se mantendrá en la versión final, pero desde luego en nuestras sesiones de juego hemos notado un ligerísimo grado de parsimonia a la hora de ejecutar algunos golpes por parte de los luchadores. Un retardo mínimo en la respuesta desde el pad que muy probablemente pasará desapercibida para algunos jugadores pero que, al menos los que solemos jugar a esta clase de títulos, se deja notar.

 

Este hecho se camufla en parte cuando los protagonistas se cansan, dado que cuando esto ocurre los luchadores ejecutan las acciones de manera más lenta y torpe. De hecho es un aspecto que nos ha gustado mucho. Pero insistimos en que aun cuando los personajes están bien descansados, como al comienzo de cada asalto, a veces tardan un tanto en maniobrar. A pesar de esto, insistimos en que se trata de un detalle mínimo y que cuesta discernir, por lo que no tiene gran relevancia real en la jugabilidad global que presenta el título.

 
 

Mejoras de entidad

 
Una de las mayores críticas que recibió el título original fue todo lo relacionado con las sumisiones, las peleas en el suelo y, sobre todo, el sistema de agarres (grappling). En ciertas ocasiones daba la sensación de resultar poco natural y hasta roto, hecho que debido a la gran relevancia que presenta este aspecto de la lucha UFC, acababa por afectar de forma perceptible a la jugabilidad.

Por fortuna los desarrolladores han querido sacarse esa espina y han rediseñado casi desde cero todo lo relacionado con este último aspecto, el cual ha ganado bastante en posibilidades, fluidez e incluso complejidad en el buen sentido. De hecho es posible ganar numerosas peleas gracias a esta técnica de sumisión, pudiendo incluso realizar diversas maniobras tanto ofensivas como defensivas, todas ellas ligadas al uso del stick derecho. Eso sí, no penséis que lanzar al rival al suelo o retorcerle el brazo hasta doblegarse a causa del dolor es una tarea sencilla. Es necesario tener buenos reflejos para efectuar cada una de las técnicas de grappling con rigor y en el momento justo, siendo una de las partes de este título más técnicas en muchos sentidos.


También hemos notado bastante mejoría en lo relacionado con el sistema de bloqueos y contraataques, un aspecto clave de este tipo de juegos que no estaba bien implementado en el título primigenio, algo que en esta segunda parte sí que funciona mejor (aunque todavía no es perfecto).


Todas estas mejoras jugables han sido respaldadas por una cantidad de modalidades de juego realmente satisfactoria, tal y como era de esperar de un título de esta índole. Y precisamente por eso se trata de uno de esos videojuegos que puede durarnos meses, de la misma forma que sucede con los simuladores deportivos en general, los juegos de lucha, los simuladores de conducción, etc.


Las modalidades y opciones más destacadas a nuestro entender son las ya habituales Carrera (un modo de juego tremendamente extenso), el editor de personajes (incluye numerosas opciones de configuración), Modo KO (rey de la pista), Eventos a Medida (torneos personalizados) o Retos de Habilidad, una forma magnífica de aprender los controles básicos, avanzados y maniobras de agarre través de pruebas de distinto nivel de dificultad. En total son más de una docena los modos de juego y opciones que UFC 2 pone sobre la mesa, cifra más que generosa.


Se nota que los desarrolladores han querido invertir bien el tiempo del que han dispuesto para crear una segunda parte de este simulador basado en la UFC bastante más compacta, sólida y más pulida en todos los aspectos. Y esto se advierte en casi cualquier faceta jugable que posee el simulador y, como ya os hemos comentado, a pesar de que sigue teniendo margen de mejora evidente, ha dado un paso hacia delante.

A esto se suma una cantidad ingente de luchadores (chicos y chicas) divididos en sus diferentes categorías (peso pluma, pesado, mosca, etc.). Entre todos ellos es posible pelear con unos 250 luchadores, una auténtica barbaridad que deja en pañales a cualquier otro título similar, pudiendo saltar al ring con tipos tan conocidos como Fabricio Werdum, Josh Barnett, Cláudia Gadelha, Michelle Waterson, Andrei Arlovski o incluso Mike Tyson (Iron) entre muchos otros más. Es cierto que debido a las malas relaciones existentes entre algunos luchadores relevantes y la propia UFC, EA Sports no ha podido incluir en la lista a tipos como Ken Shamrock o Tito Ortiz, una pena para los seguidores de esta disciplina de lucha. Pero a pesar de esto es difícil quejarse ante el aluvión de protagonistas manejables que acapara este título.

 

La concepción gráfica de todos estos personajes, así como de los Octágonos y de las gradas que lo rodean es tan realista y llamativo como era de esperar. Sabemos que ciertos luchadores se quejaron a los desarrolladores porque su aspecto no les terminaba de convencer pero, suponemos que dentro de nuestra ignorancia, lo cierto es que a nosotros nos ha parecido que precisamente la apariencia de los personajes está bastante más cuidada de lo habitual en los simuladores deportivos en global. Y tiene mérito doble teniendo en consideración la desorbitada cantidad de protagonistas que incluye el juego.

 

A esto se suman las secuencias espectaculares de entrada de los personajes, planos cortos de aficionados animando durante las peleas, las exuberantes chicas que muestran el cartel con el número de asalto correspondiente y toda la parafernalia que siempre rodea a este tipo de eventos deportivos. Una ambientación que se complementa con acertados comentarios en inglés y una banda sonora licenciada con temas bastante conocidos.

 

FUENTE 3DJUEGOS.COM

 

 

 

 
« Volver
Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas la última versión de Internet Explorer ó Google Chrome