02353-460297
NEED FOR SPEED FOR RIVALS PS3 NUEVO CAJA CERRADA
 
$700.00

« Volver

 

 

 Ya son casi 20 años de edad los que cumple la venerada serieNeed for Speed, una de las más queridas en el mundo del videojuego. La franquicia ha pasado por diferentes momentos, unos cargados de más potencia y velocidad que otros. Tan pronto es capaz de presentar un exponente que deja mucho que desear (NFS: The Run) como nos planta una genial reimaginación sobre el clásico Most Wanted, el que apareció hace prácticamente un año.


Siguiendo la tendencia, este año debería haber tocado bajar el listón, pero Electronic Arts nos ha sorprendido. Need for Speed Rivals es un muy satisfactorio juego de conducción, que nace en lo que podría considerarse como una nueva etapa dentro de la serie. ¿Por qué? Pues porque aunque esta obra no la respalde Criterion Games (ya que se ha reestructurado), la mayor parte de su equipo se encuentra en este proyecto, ahora bajo un nuevo nombre -Ghost Games- que está respaldado por figuras del estilo de Alex Ward, el creador de Burnout, así como otros diseñadores involucrados en programas como Project Gotham.


Este estudio de origen sueco se erige pues sobre una sólida base, razón principal por la que era muy poco probable que EA tropezara. Parece que se ha aprendido la lección, dejando en manos sabias la dirección de esta importante licencia. Puede que todavía nos encontremos ante un NFS de transición, y más al ser intergeneracional, pero propone muy buenas ideas, algunas heredadas del pasado, pero otras ya muy enfocadas a sacar partido de aspectos que serán cruciales en la next-gen, como la jugabilidad online.

 

Rivales sobre ruedas - Planteamiento

 
Rivals se crea a partir de un concepto básico, muy sencillo de entender. Incluso muchos estarán familiarizados con él si han seguido de cerca la saga. En efecto, su corazón se construye bajo la idea de que corredores y policías se vean las matrículas al estilo del tan bien recordado Hot Pursuit. Persecuciones, saltos imposibles y derrapes para burlar a nuestro perseguidor -o para despistar al que nos sigue- son los elementos fundamentales del videojuego.

El cóctel de alta velocidad y coches exóticos es lo que fundamenta una fórmula jugable que esta vez hace acopio de autoestima para situarse en un mundo abierto de grandes proporciones, con más de 150 kilómetros de carretera (técnicamente más grande que Most Wanted). Nos daremos cuenta en la práctica de que no es un escenario tan variado, pero ya el mero hecho de llevar estas mecánicas persecutorias a un mundo abierto merece interés. Más todavía si os contamos que en este mundo no hay barreras entre juego offline y online.


Hasta seis jugadores pueden compartir partida, dividiéndose en policías y corredores para compartir escenario con otros coches manejados por IA, incluyendo el tráfico. La propuesta es de lo más atractiva, a la par que original, siendo una introducción a la clase de videojuegos que vamos a ver en la próxima generación de consolas. Este es el tipo de apuestas que creemos que van a proliferar, y en este sentido Need for Speed ha realizado la maniobra adecuada, adelantándose -en cuestión de tiempo, por lo menos- a sus competidores.

 

 

OCA  ENVIOS 

 

 
« Volver
Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas la última versión de Internet Explorer ó Google Chrome